Un mal día lo tiene cualquiera…

No hace falta encontrar una piel de plátano en medio del camino. Ese traspiés, esa silla traidora, esa puerta que no ves, esos tacones malditos… Las mejillas al rojo vivo tras una caída en el supermercado o en la calle. A veces nos paramos a pensar cómo debe ser para los famosos tener miles de…

Seguir leyendo